Error message

  • Notice: Undefined index: access in node_reference_field_formatter_prepare_view() (line 396 of /home/teatro/public_html/sites/all/modules/references/node_reference/node_reference.module).
  • Notice: Undefined index: access in node_reference_field_formatter_prepare_view() (line 396 of /home/teatro/public_html/sites/all/modules/references/node_reference/node_reference.module).
  • Notice: Undefined index: access in node_reference_field_formatter_prepare_view() (line 408 of /home/teatro/public_html/sites/all/modules/references/node_reference/node_reference.module).
  • Notice: Undefined index: access in node_reference_field_formatter_prepare_view() (line 408 of /home/teatro/public_html/sites/all/modules/references/node_reference/node_reference.module).
  • Notice: Undefined index: access in node_reference_field_formatter_view() (line 427 of /home/teatro/public_html/sites/all/modules/references/node_reference/node_reference.module).
  • Notice: Undefined index: access in node_reference_field_formatter_view() (line 427 of /home/teatro/public_html/sites/all/modules/references/node_reference/node_reference.module).

Tage Larsen

Sáb, 21/01/2012 - 11:48 -- david
Tage Larsen
Tage Larsen
June 2003

La acción hecha cuerpo
El taller de Tage se dividió en cuatro partes: trabajo sobre acciones físicas precisas para construir una partitura fija de movimientos que sería luego utilizada con un texto (que los participantes debían traer aprendido); la danza del viento con acciones de halar o lanzar; trabajo con palos de 1.80 metro de altura y trabajo vocal de impulsos físicos y con los resonadores.

Una de los aspectos más impresionantes en Tage es que él encarna lo que Grotowsky consideraba era el trabajo del actor: realizar siempre acciones y nunca movimientos. Aún para el gesto más pequeño, en una secuencia improvisada, Tage nunca hace un movimiento vacío. Cada traslación o detalle corporal es una acción: tiene una vida interior y una lógica interna, requiere de todo su cuerpo incluyendo su mirada, está en relación con el entorno (no es una acción “para adentro”), nace en los pies los cuales nunca están muertos y una tras otra varían en densidad, tamaño, frente, nivel.

Esa parte del taller, entonces, enfatizó en que las formas iniciales (aún no se han convertido en acciones) impliquen a todo el cuerpo y sean siempre exactas; además de que insiste en que el cuerpo sea usado asimétricamente, que los movimientos varíen en calidad y que la mirada esté hacia afuera. Luego de varios días, cada actor unió una serie de estas formas para crear una partitura física y la yuxtapuso a su texto.

Estas partituras producen maneras poéticas de decir el texto y de corporizar las palabras ya que a través de un análisis lógico o psicológico no se hubiese llegado a esa manera específica de presentación. Si bien no se llegó, ni era el propósito, a una forma terminada, sí fue posible para las actrices del taller entender, incipientemente, el posible uso de la partitura al trabajarlo directamente así como observando el esfuerzo de sus colegas.

Esta parte del taller de Tage: la especificidad de las acciones, el acceso a un punto de partida diferente para expresarse con el cuerpo y la voz, que no viene de una lógica psicológico-realista, son temas esenciales en nuestro arte. ¿Cómo logro crear una acción que sea poética sin ser hermética? ¿Cómo utilizo el cuerpo para hacer acciones reales y que requieran de todo mi esfuerzo y concentración? Si voy a actuar en una pieza realista de gestos más cercanos a la cotidianeidad, ¿cómo propongo acciones interesantes que impliquen al cuerpo sin salirme del estilo requerido pero sin presentar un cuerpo muerto? ¿cómo hago para no repetir mi gestualidad o tono vocal?

Dos de las otras formas de entrenamiento afirmaban esta búsqueda en tanto establecen límites y resistencias rigurosas: la danza del viento desarrollada por la colega de Tage en el Odin, Iben Nagel Rasmussen, y el trabajo con los palos aprendido por Tage de la Ópera de Beijing.

La danza del viento parte de una secuencia de saltos e impulsos que logra que el actor parezca etéreo, como el viento. Establece un ritmo fijo en el cual hay que realizar acciones simples por lo tanto estableciendo un rigor temporal y formal difícil y liberador a la vez. En el trabajo con los palos se hace que estos giren, vuelen, y se muevan alrededor de uno lo cual obliga a los actores a utilizar la concentración, todo el cuerpo y gran claridad de movimientos.

El trabajo vocal enfatizó especialmente dos ideas: por un lado, unir cuerpo y voz para que el impulso físico sea uno con el impulso vocal, a la vez que en cualquier acción, al necesitar de todo el cuerpo, este apoye la palabra y la voz; y por otro lado, el trabajo con siete resonadores para ampliar el rango, colores y expresividad de la voz.

Uno de los aspectos esenciales del trabajo ofrecido por Tage confronta una de las preguntas básicas del taller: ¿qué es un profesional?; porque aquí es claro cuando la actriz domina la técnica como por ejemplo el uso de los palos o la composición física o el rango vocal. Pero en el mundo del teatro nos cuesta enormemente coincidir cuando alguien domina su oficio o, incluso, qué es lo que implica este oficio. Nos diluimos en asuntos de intención y no logramos hablarnos desde un lugar en común. Si lográramos por lo menos dilucidar qué es lo que debería hacer una actriz eficientemente podríamos puntualizar cómo lograrlo y quizá nos acercaríamos a una profesionalización de nuestro quehacer.

El trabajo con Tage dejó a los participantes físicamente cansados, muscularmente adoloridos pero, gracias a ello, facilitó el resto de lo que vendría en los talleres. Se había creado un grupo humano .
 

Biografía: 
Tage Larsen nació en 1949 en Randers, Dinamarca. Comenzó en el Odin Teatret en 1970 como asistente y pronto fue aceptado como actor, donde permaneció en ese rol y como pedagogo hasta 1987. En 1987 y hasta 1996 fue director, actor y pedagogo de su propio teatro independiente, el Yorick Teatret. Desde 1988 y hasta 1991 fue profesor de teoría y práctica actoral en la Escuela de Teatro,Nordisk Teater Skole en Århus. Desde 1994 y hasta el ‘97 actuó en el Theatre La Balance de Copenhaguen y el Yeatro Cantabile 2 Vordingborg DK. A partir de 1997 volvió de nuevo al Odin Teatret como actor y pedagogo. Tage se ha especializado en los resonadores de la voz, así como en el manejo de los armónicos. De la misma manera su trabajo físico exige una enorme precisión y una relación profunda con la voz y las acciones del texto. Ha dado talleres de entrenamiento actoral en Europa, Africa y América Latina.